Educación & Habilidades

Educación & Habilidades

Seria de necios negar la crisis económica y social en la que no encontramos desde hace ya algunos años. Los días en los que confiábamos en las grandes empresas o en el estado para la creación de empleo han llegado a su fin. Muchos de los empleos perdidos en los últimos años nunca volverán en su antigua forma.

La mejor manera de crear empleo en la actualidad es el emprendimiento e innovación entre la población. Crear más empresas y startups requiere más que un cambio en las políticas, requiere un cambio de mentalidad. Sin embargo, el emprendimiento no se ha fomentado de una manera eficiente, eficaz o sistemática en Europa.

La necesidad de un cambio de mentalidad y basándonos en la experiencia combinada de docenas de europeos que tuvieron la suerte de imaginar, construir y hacer crecer negocios de éxito se han extraído 22 acciones que, si se toman en conjunto, pueden dar a las empresas europeas una gran oportunidad de éxito en el futuro. Con el fin de ayudar al crecimiento económico se han recogido estas acciones  en: “Manifiesto por el emprendimiento y la innovación para impulsar el crecimiento en la UE”.

En el mundo en el que nos movemos no encontramos rodeados continuamente de NTIC. En la actualidad, están presentes en todos los aspectos de nuestras vidas, desde la investigación histórica, pasando por la formación en arte o en matemáticas avanzadas, estudios de geografía, etc. Las tecnologías digitales ya no están limitadas a los ordenadores o a las telecomunicaciones.

La primera de las acciones recomendadas se basa en la educación y habilidades de la población europea. La Comisión Europea ha declarado que es necesario un mayor esfuerzo para dar acceso a todos los niños a formación en las NTIC y para ello es necesario lograr que los profesores tengan mayores competencias digitales y estén a la altura de este reto.

Las nuevas generaciones nacen en un mundo digital que no existía en la época de sus profesores. Si se quiere que las próximas generaciones utilicen las tecnologías digitales de forma adecuada y eficiente para construir un mundo mejor, tenemos que asegurarnos que los métodos y las personas responsables de orientar y enseñar a los niños se sienten cómodos, sean adecuadas y tengan la capacidad de usar las nuevas tecnologías digitales actuales y las que se están desarrollando actualmente.

Estos mismos niños serán  los que, cuando crezcan, crearán las nuevas empresas y economía europea. Si queremos que los más jóvenes creen sus propias empresas, necesitamos enseñarles cómo hacerlo, es decir, es necesario aprender a emprender; o lo que lo mismo, enseñar a los niños los principios, los procesos y la pasión por el emprendimiento desde edades tempranas. Es fundamental animarlos e inculcarles la pasión por hacerlo.

En la educación actual los niños deben ser motivados intelectualmente para saber qué significa tener una idea, validarla y crear algo que puedan ofrecer a otras personas como producto o servicios. Las herramientas y el conocimiento están ahí. Sólo necesitamos asegurarnos de que esa pasión existe.

Por otro lado, no solo los esfuerzos deben orientarse en los más pequeños, animar a los estudiantes universitarios a empezar un negocio antes de graduarse debe ser otra de las líneas a trabajar. En Estados Unidos muchos estudiantes emprenden un negocio antes incluso de haberse graduado.

El hecho de crear un proyecto de negocio y llevarlo a cabo mientras se realizan los estudios superiores sirve para que los estudiantes se formen una idea de cómo es crear y gestionar un negocio al mismo tiempo que permanecen en un entorno protector y estructurado que actúa como una “red de seguridad” en caso de que fallen sus planes.

Actualmente se da el caso que la mayoría de los emprendedores son personas sin estudios y poco cualificadas. Cuando los jóvenes terminan la universidad, la mayoría de los estudiantes han perdido ya las ganas de correr riesgos, y con ellas, desaparece también la posibilidad de que creen o se unan a una startup, prefieren trabajar en empresas por cuenta ajena.

Las universidades deben preparar a los graduados para un mercado laboral radicalmente diferente al que estábamos acostumbrados unos años atrás. Las habilidades que se requieren hoy en día para prosperar en el mercado laboral son muy distintas de las de hace apenas una década. Esta evolución que ha sufrido los mercados no se ha visto reflejada en las universidades, que han hecho muy poco para cambiar su currículum o dotar a los graduados de nuevas herramientas y capacidades.

Las universidades, en trabajo conjunto con otros agentes de la sociedad, deberían crear más cursos de emprendimiento y establecer una red de Viveros empresariales o Centros de Estudiantes Emprendedores que puedan proveer a los estudiantes del apoyo y financiación necesarios para convertir sus ideas en realidad.

Los sistemas educativos de los países de la UE deberían ofrecer y proporcionar apoyo estructurado a los alumnos universitarios para que puedan conseguir experiencia en empleos a tiempo parcial, trabajos de verano y prácticas para complementar su formación académica. Esto les aporta una valiosa experiencia en empresas que les permite desarrollar habilidades transferibles y mejorar su capacidad para encontrar un empleo.

El siguiente eslabón en la cadena de la vida de los habitantes de la UE se centra en la etapa de trabajo en las empresas. Animar a las grandes empresas a proporcionar formación para el público general debe ser un objetivo de los gobiernos.

Para crear y hacer crecer una empresa, los emprendedores necesitan managers, personal de ventas, responsables de RRHH y otros profesionales que puedan ayudarles a hacer crecer sus negocios. Actualmente se puede identificar una escasez en las habilidades de gestión y comunicación en la UE.

Las grandes corporaciones se han convertido en auténticas expertas en dar formación en este tipo de habilidades y se debería fomentar el que abriesen sus programas e instalaciones de formación a un público más amplio. Aquellos que se benefician de este tipo de formación deberían ser animados a unirse a startups, en lugar de fundarlas (startups que pueden haber sido fundadas por corporaciones). Las compañías pueden contribuir con mucha más eficacia que el propio gobierno, ya que conocen de primera mano el entorno en el que las personas pueden aprender a través de la práctica.

Como conclusión se obtiene que el espíritu emprendedor debe crearse desde temprana edad y desarrollarse a lo largo de toda la vida de los habitantes de la UE, con la plena complicidad de todos los agentes de la sociedad: gobierno, universidades, sector privado, etc.

Anuncios
Tagged with: , , , , ,
Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sígueme en Twitter (@guercano)
Calendario
noviembre 2013
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
A %d blogueros les gusta esto: