Acceso al capital para fomentar el emprendimiento y la innovación en la UE

Acceso al capital.

 

Imagen

 

 

Facilitar que las empresas de gran crecimiento puedan recaudar capital a través de los mercados públicos puede considerarse una asignatura pendiente de la Europa contemporánea. El gran reto que la UE sigue teniendo en la actualidad son las condiciones económicas a las que debe enfrentarse. Un ejemplo claro es hacer que los mercados sean una fuente de capital accesible y atractiva para las empresas de base tecnológica.

Sin embargo, la gran importancia de las NTIC como motor para el crecimiento económico debe convertirse en uno de los pilares principales para cambiar esta situación, ayudando a mejorar las vidas de millones de personas, creando nuevos empleos, nuevos conocimientos y esperanzas renovadas para un futuro mejor. La tecnología digital, que ya no se limita a las empresas de alta tecnología, está dando lugar a la reinvención de todos y cada uno de los sectores, con la promesa de crear nuevos empleos y riqueza. Esta tendencia de crecimiento puede ayudar a que Europa mejore sus perspectivas de futuro, ayudándola a emerger con más fuerza, más ágil y más próspera.

Realizando el típico análisis DAFO a la situación de Europa se puede llegar fácilmente a las acciones necesarias para superar todos los obstáculos y debilidades que amenazan con dificultar el progreso y minar el potencial de este sector vibrante y floreciente.

El emprendimiento debe ser fomentado de una manera eficaz y sistemática en toda Europa. Crear más empresas y startups requiere más que un cambio en las políticas. Requiere un cambio de mentalidad.

Se ha creado un manifiesto que recogen 22 acciones para ayudar a avanzar hacia el crecimiento digital en la UE. Una de estas acciones es el acceso al capital, y en concreto, incrementar la inversión en startups, tanto privada como institucional. Ofrecer una serie de ventajas fiscales a aquellos inversores que compren acciones en compañías de alto riesgo, como los beneficios.

Se  debería tomar alguna medida para animar a los emprendedores que han montado un negocio próspero a reutilizar la riqueza que han generado invirtiéndola en sus iguales y en aquellas empresas que están emprendiendo, y que pueden convertirse en las historias de éxito empresarial del mañana.

Sin embargo, actualmente muchas startups europeas necesitan buscar financiación fuera de su país, y muchas veces también incluso fuera de Europa. Cuando se consiguen los fondos necesarios, en la mayoría de los casos se exige al equipo que se traslade al país del que provienen estos fondos. Esto supone una fuga de talentos a corto plazo y también la pérdida de capital a medio y largo plazo.

Dada su considerable contribución a la economía, y basado en la rentabilidad del sector, es recomendable la creación de una categoría dedicada plenamente a Internet y Móvil en los mercados de valores de la UE, ayudando así a contrarrestar las reticencias que pueda tener cualquier inversor.

Comprar más a las pequeñas empresas. Las ayudas del Gobierno son una de las maneras de ayudar a prosperar a las pymes. Otra es asegurar que el propio gobierno contrate más servicios con estas empresas. En toda la UE, la mayoría de los contratos públicos se firman con grandes compañías, a menudo multinacionales.

El proceso de adjudicación de contratos públicos es complejo y los proveedores complican de tal manera la competencia al acceso a este tipo de contratos que muchos emprendedores, ante la idea de tener que competir con ellos, se desaniman sin ni siquiera haberlo intentado. Para muchos emprendedores, vender sus servicios al estado es prácticamente imposible en la actualidad.  Si los gobiernos de la UE quieren poner en marcha los motores del crecimiento en sus países, deberían comprometerse a cambiar un porcentaje de sus contratos de adjudicación a empresas más pequeñas.

Estamos hablando a nivel de Europa como un conjunto unido. Sin embargo, y a pesar de la supresión de las fronteras intracomunitarias, las empresas europeas tienen sus propias singularidades entre los países. Una acción propuesta es instituir una E-Corp: un nuevo tipo de corporación común en Europa, que unifique los requerimientos en toda la UE, y que además la puede crear cualquiera en menos de 24 horas.

Constituir una empresa tiene sus propios obstáculos en cada país de la UE. Algunos requerimientos que tuvieron sentido en su momento, como exigir una cantidad mínima de dinero para lanzar el negocio, no tener acceso a las acciones o el cumplimiento de requisitos legales complejos incluso para montar el negocio más pequeño, ahora no son más que un impedimento a la creación de nuevas empresas. Esto simplificaría no sólo la creación de nuevas empresas sino que también facilitaría el flujo de inversiones entre países, es decir, inversores de un país invirtiendo en compañías de otro.

Fuente: Manifiesto por el emprendimiento y la innovación para impulsar el crecimiento en la UE

@guercano

 

Anuncios
Tagged with: , , , , ,
Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sígueme en Twitter (@guercano)
Calendario
noviembre 2013
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
A %d blogueros les gusta esto: