Paradigmas en contienda y nuevos paradigmas

Desde 2003 se está produciendo profundo cambio del contexto mundial, lo cual ofrece oportunidades desconocidas. Hasta 2007 la tendencia era prosperidad para todos, desde entonces la “ley del más fuerte” rige nuestras vidas. Los países, con diferentes velocidades, incorporaron reformas profundas concebidas al ritmo de la historia. Los sucesivos gobiernos critican severamente a los gobiernos precedentes. Sin embargo, se construye siempre sobre los escalones heredados.

El primer gran reto que tenemos como sociedad estriba en encontrar acuerdos acerca de los “cómo”. Allí está la principal fuente de disenso entre sectores. El segundo  es hacer un efectivo sistema de contrapesos para hacer de esta una sociedad más incluyente. Ninguno de estos dos temas se solventó con la firma de los acuerdos de paz.

Muchos modelos han avanzado localmente o en otros países, en la búsqueda de nuevos paradigmas. Sin embargo, lo mejor está por venir. Aunque no se expresa unánimemente de la misma manera, hay una intuición generalizada de que han madurado muchas condiciones para dar pasos más largos hacia el desarrollo. Las recetas de éxito estriban en promocionar las iniciativas y la creatividad.

La pugna entre paradigmas se está dando en simultáneo en varios espacios. Y no es solo un debate de ideas: la población defendiendo sus hogares y comunidades; las castas políticas defendiendo el modelo obsoleto de gobierno. La gran desavenencia está producienda por la falta de brotes verdes que todavía no cubren la pradera, pero son pilares para el diseño de nuevas estrategias de crecimiento, equidad y bienestar.

Las nuevas estrategias deberán fundarse en el fortalecimiento generalizado de las capacidades humanas. Faltan científicos, emprendedores, innovadores, capacidades en la gerencia, administración y organización de negocios privados o servicios públicos. Resulta esencial motivar el espíritu emprendedor, favorecer una comunidad empresarial local que coseche las mismas simpatías desde el gobierno que las grandes corporaciones extranjeras. Para acortar brechas, es necesario diseñar estrategias cualitativamente diferentes a las del pasado.

Las motivaciones y los incentivos nacen de los valores, de las creencias, de las ambiciones, del conocimiento y de las construcciones colectivas. Sin estos componentes será difícil construir la sociedad del siglo XXI. Hay una responsabilidad central en los liderazgos para fortalecer estos elementos intangibles que conducen a los cambios indispensables. Hay que reconocer que los liderazgos que nacen del sistema político se han estancado muy significativamente y han sido incapaces de acompañar los cambios profundos de la realidad. Es la fatiga de las ideas y los paradigmas.

No es trabajo fácil construir una sociedad moderna, competitiva, socialmente integrada e insertada en el conjunto de naciones que cuentan en el mundo. Como se ha repetido hasta el infinito, no existe mejor política social que el empleo.

Fuentes:

http://www.prensalibre.com/opinion/Paradigmas-contienda_0_1196280603.html
http://www.elpais.com.uy/opinion/nuevos-paradigmas.html

Anuncios
Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sígueme en Twitter (@guercano)
Calendario
agosto 2014
L M X J V S D
« Feb   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: