Motivación personal, resistencia al cambio y cómo combatir la pereza.

Los seres humanos estamos programados para sobrevivir. Si estoy bien como estoy, ¿para qué cambiar?. Eso es resistencia al cambio. La pereza es una herramienta de la resistencia al cambio, es la resistencia al esfuerzo, un estado de pasividad en el que se pretende dejar las cosas como están.

La explicación evolutiva de la pereza es la “economía de la acción”, que postula que nuestro cerebro automáticamente distorsionan nuestra percepción para conducirnos hacia acciones en las que economicemos la energía almacenada, para poder sobrevivir, ya que tenemos programado que cuanto menos energía gastemos, más nos durará y menos alimento deberemos consumir, así tendremos más éxito al competir con otras especies animales.

Sin embargo, en los tiempos actuales en los que los alimentos son más o menos abundantes, la “economía de la acción” ha perdido su razón de ser.

La mente nos engaña y nos pone zancadillas para ayudarnos a justificar nuestra pereza, por ejemplo cuando tenemos que ir al gimnasio, nos decimos a nosotros mismos: “no lo necesito hoy, está muy lejos, me tomará mucho tiempo, hace frío, es muy cansado hacer ejercicio, etc”; entonces nuestra mente nos juega trucos para evitar hacer esfuerzos que nos causan pereza.

Es fácil dejarse arrastrar por estas discusiones con la mente, y nos puede bloquear con estos argumentos, la mejor manera de combatir esto es evitar entrar en estas discusiones con nuestra mente.

  • Dividir en pequeñas tareas

Ya decía Julio César: “Divide et impera” (Divide y vencerás). Este proceso de dividir la tarea en pequeños pasos es muy eficaz, es importante centrarse en esos pequeños pasos y no contemplar el panorama más amplio ni adelantarnos a lo que va a pasar, al estar en el proceso de dar pasos pequeños, se desvía la atención de la totalidad de la tarea. La técnica consiste en dividir y trocear el trabajo que hay que hacer en lugar de hacerlo como si fuera una sola macro tarea.

  • Motivación personal

Al ir completando cada parte se tiene una mayor sensación de progreso que cuando se enfrenta el trabajo total. Esos avances son los que animan a terminar lo que falta. Al dividir la tarea se puede comprobar con más facilidad los progresos y animarse uno mismo viendo el resultado del esfuerzo. También es útil pensar en la finalidad de la realización de una tarea, es decir en los objetivos, por ejemplo ir al gimnasio para estar mejor físicamente, esto ayuda a generar motivación más y no quedarse solo pensando en lo tediosa que puede resultar la tarea.

  • Ambiente organizado.

Cuando nos sentimos agobiados se nos viene el mundo encima, y realmente es así, nuestro entorno se puede desplomar sobre nosotros literalmente. Así, otra manera de combatir la pereza es ser organizados, lo que rodea a las personas en el exterior tiene un impacto en cómo se sentirán internamente, si la habitación es un desastre, la persona se abrumará aun más, el desorden crea una sensación de caos y angustia, así que se recomienda ordenar el entorno físico en donde se vive y así es fácil sentirse mas motivación a realizar actividades productivas. Además, cuando acabes de realizar la organización dispondrás de unas pocas cajas con los temas comunes y con las acciones a tomar, cada una con su contexto adecuado

  • Establecer metas

Establecer metas razonables, ayuda a canalizar los esfuerzos para la realización de alguna actividad, escoge metas que realmente te inspiren, haz una lista de cosas por hacer, tanto de las cosas grandes y pequeñas, y da prioridad a cada una en términos de tiempo y de importancia. Puede resultar útil llevar un diario personal para cada día de las actividades, con un registro de lo puede haberte ayudado o impedido llegar a tu destino. Y una vez establecidas dichas metas hay que ponerse manos a la obra. Mira cada meta y evalúala. Haz cualquier cambio necesario para asegurar que se cumplan los criterios para metas SMART (inteligentes)

S = Specific (Específico)
M = Measurable (Medible)
A = Attainable (Alcanzable)
R = Realistic (Realista)
T =Timely Specific (Específicamente oportuno)

  • Recompensar los logros

Aprender a recompensarse por las pequeñas cosas que logran completarse es otra buena estrategia para generar motivación ante una tarea que genera pereza, esto endulzará las tareas y ayudara a mantener el rumbo. Las recompensas pueden ser simples como pausas para descansar, ver una película, comer algo, etc. Mediante el uso de auto-recompensas, podrás entrenar a tu mente para trabajar activamente y generar motivación propia.

Ahora ya no tienes escusas para no ponerte en marcha, dejar la pereza en casa aparcada y lograr esos objetivos que tanto deseas.

Fuentes:

http://www.recursosdeautoayuda.com/como-combatir-la-pereza/
http://thinkwasabi.com/2011/05/la-tecnica-de-divide-y-trocea-para-tareas-y-proyectos/
http://www.bergonzini.net/gtd/?e=131
http://www.emprendedores-de-negocios.com/como-establecer-metas.html

Anuncios
Publicado en Uncategorized
One comment on “Motivación personal, resistencia al cambio y cómo combatir la pereza.
  1. […] Rompe la inercia psicológica del miedo al cambio. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sígueme en Twitter (@guercano)
Calendario
diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
A %d blogueros les gusta esto: