La felicidad no está en la meta, se encuentra en el camino.

La felicidad es ese gran objetivo que todos tenemos en mente y que creemos que lo alcanzaremos cuando se den una serie de condiciones. Por ese motivo no seremos felices has que no nos demos cuenta que la felicidad ocurre en el presente, no en el pasada y nunca en el futuro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dejamos a la mente divagar por otros mundos, que vaya al pasado o viaje al futuro a su antojo y mientras tanto dejamos pasar la vida ante nuestros ojos sin ver lo que realmente está ocurriendo. Esperamos que la felicidad venga a nosotros como un viajero del futuro que se materializa en el presente o como un recuerdo que regenere una sensación en nuestro interior. Sin embargo no nos damos cuenta que ya somos y estamos totalmente preparados para ser y generar felicidad.
Ya lo decía Mark Twain: He sufrido muchas desgracias que nunca llegaron a ocurrir.
Debemos optar por la flexibilidad como estilo de vida, aceptar lo que nos ocurre y ver la parte positiva del hecho, al fin y al cabo todo es el resultado del cristal por el que se miré. Nuestra vida es la realidad filtrada por nosotros mismos.
La felicidad es un resultado, es una actitud, es como nos tomamos los acontecimientos y lo que hacemos con la interpretación que tenemos de los mismos. Ya somos felices pero esperamos que venga alguien exterior a decirnoslo, cuando somos nosotros los que nos tenemos que dar cuenta de ello.
Tres claves para encontrar la felicidad, y más que para encontrarla, para darnos cuenta de nuestra felicidad, son las siguientes:
1º Tener un sentido en la vida. El problema es que no nos sentimos realmente felices por que muchos no disponen de un sentido en la vida. Viktor Frankl en su libro “El hombre en busca de sentido” relata como sobrevivían a un campo de concentramiento nazi gracias a que tenían un sentido en la vida, una meta u objetivo para seguir adelante a pesar de las penurias que sufrían. Nietzsche: él que sabe el “qué”, encontrará el “cómo”.
2º Aquí y ahora. La vida no sucede en el pasado, la vida no transcurre en el futuro, la vida se da en el presente y por tanto hay que ser feliz aquí y ahora. De hecho, la vida es el presente, la vida es un regalo, hay que disfrutarla ahora.
3º Vive tu realidad. ¿Qué harías si no tuvieras miedo? ¿Por qué no estás haciendo tus sueños realidad ya? Piensa a lo grande, estamos anclados en la zona de confort y tenemos lo que hay fuera de ella. Vivimos desde el miedo a lo desconocido, cuando deberíamos a vivir desde el amor a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. Tengo una mala noticia, nos vamos a morir, así que empieza a vivir desde ahora mismo.

Como ya he dicho no estamos viviendo en el presente, continuamente nos repetimos:
Cuando llegue… seré feliz.
Cuando consiga… seré feliz.
Cuando esto/aquello/lo otro ocurra… seré feliz.
Cuando…
Cuando…
Cuando…
… entonces seré feliz.

Desgraciadamente estas condiciones puede que nunca ocurran, por lo tanto nunca seremos felices, hemos perdido la vida entera esperando. Somos nuestro principal enemigo para la felicidad; la buena noticia es que también somos nuestro principal amigo.

psicoterapia-presente-pasado-futuro

La mente es como el mono que va saltando de rama en rama, no para quieto. Debemos dominar la mente. Todo está en la mente. La insatisfacción permanente en la que estamos es debido a que nos encontramos saltando de pensamiento en pensamiento, de una idea a otra, de una rama a otra, sin ningún tipo de control.
Pero nosotros no somos nuestra mente. Podemos observar lo que pensamos, sabemos en todo momento lo que tenemos en mente y por lo tanto tenemos la capacidad de controlarla y utilizarla para nuestro beneficio.
Debemos controlar las emociones negativas. En definitiva estas emociones son las que nos hacen infelices. Podemos transformar las emociones negativas en sentimientos positivos, el problemas es que no nos han enseñado a hacerlos. En el sistema educativo no existe una asignatura sobre educación emocional, paz mental o control mental. Es nuestro deber trabajar en ese sentido, pero es más cómodo sentarse a que otros nos llenen la cabeza de ideas que no son nuestras. Hay que trabajar y eso conlleva esfuerzo que muchos no están dispuesto a realizar.
Las emociones negativas cobran vida propia si no las manejamos. Tenemos tanto al sufrimiento que lo negamos cuando estamos en él. Nos encontramos despegados de lo que sentimos. Reprimimos constantemente la emociones y a la larga eso da muchos problemas. Es ahí donde debemos trabajar, controlar el mono alocado, el potro desbocado, transformar emociones negativas en estados positivos del ánimo.
El ser humano es especialista en poner escusas. Muchas personas dirán: ¿Cómo voy a ser feliz si el entorno en el que vivo está lleno de injusticias? Para empezar hay que ser feliz uno mismo. Para poder dar algo primero hay que tenerlo. Una vez que somos felices debemos recordar que siempre se puede hacer algo por lo demás ¿qué puedo hacer por los demás?; no somos el ombligo del mundo, el mundo no gira alrededor nuestro. Primero ser felices nosotros para poder dar, pero sin caer en la trampa del ego.
Son nuestras historias las que nos convencen que necesitamos algo par ser felices. Nos han enseñado que para ser felices debemos poseer cosas. Si somos capaces de desprendernos de lo innecesario dejaríamos lugar para la belleza profunda. Con ello disfrutaríamos de la gracia de nuestro paso por este planeta. Nos preocupamos por cosas banales y dejamos lo realmente importante de lado.
No nos planteamos la cosas importantes y nos aferramos las rutinas del día a día, a la zona de confort de lo conocido. Se nos va la vida, se escapa entre los dedos sin explorar y conocer cosas nuevas.
Muchas personas viven un esto de conciencia que toman como verdadero, definitivo, sin posibilidad de cambio. Han sido educados en una verdad absoluta que cuando menos es discutible. No desean ser cuestionados y cambiar la forma de pensar. Pero como adultos tenemos el deber de tomar mando de nuestras vidas. La valentía se puede incrementar por el simple hecho de enfrentar lo que tememos sin buscar excusas.
Una actitud positiva es fundamental para ser feliz. Ser la persona que ve el vaso medio lleno. Ver la parte positiva de lo malo que ocurre, fluir con las situaciones de la vida sin ofuscarnos o tomar las cosas como algo personal. Sin justificar la vida, hacerla más sencilla y simple ayuda a ser feliz. Disfrutar de los pequeños gestos, de la persona que tienes al lado.
La vida se construye con pequeños momentos. Los grandes logros se consiguen al juntar pequeños hitos. Nosotros tenemos la capacidad de tener momentos de felicidad cotidianos. Somos capaces de generar pequeños momentos, ser conscientes de ellos y tomar nota de como nos sentimos.
Fluye con el presente, hacer lo que te gusta, estar presente en el ahora. Esto suena tan fácil, pero resulta tan complicado.
No somos felices por el apego que tenemos a las cosas, no solo objetos, también personas. Nos encontramos en un continuo estado de apego, aferrados a las cosas sin darnos cuenta que son una soga que nos ahoga, nos impide ser felices. El apego parece que está relacionado con el amor, pero realmente es una dependencia.
El ApEgo (APlicación del EGO) nos impide avanzar y crecer como seres humanos. Lo tenemos relacionado con la identidad: somos lo que tenemos. Sin embargo es una idea errónea, una idea que nos han enseñado desde pequeñitos.
Estar conectado con la esencia de uno mismo permite estar alejado del apego. El miedo está en el apego. En el miedo a perder lo que tenemos (aunque realmente no poseemos nada), o lo que es aún peor, en perder lo que aún no tenemos. Esto es lo que hemos aprendido de este sistema consumista. No nos damos cuenta de que no por tener más somos más felices.
Os propongo un ejercicio durante diez minutos al días: toma conciencia de lo que tienes (o lo que crees que tienes), no sólo materialmente, cuenta también con la salud, familia, amigos, amor, etc., y agradece por ello, honra lo que está presente en tu vida. Esto te ayudará a darte cuenta de lo feliz que ya eres.
Asómbrate por lo que tienes y lo afortunado que ya eres de tenerlo, de tenerlo presente en tu vida, del regalo de tenerlo en tu vida. Poner foco en lo que se tiene te ayudará a ser más feliz y positivo, deja de poner la atención en lo que no tienes.
El ser humano tiene un sesgo negativo, se fija en lo que no funciona, en lo que puede salir mal, y luego se lamenta porque sale mal. Te recomiendo que a partir de hoy trabajes en ver la parte positiva, la vida es la misma pero el filtro cambia, por lo tanto la percepción de tu vida cambiará.
Identifica las emociones que te hacen feliz, entonces agradece lo que sí te hace feliz y fíjate en la parte positiva de la situación que te ha hecho sentir esa emoción. No somos las emociones, no somos la mente, somos algo más profundo. Si somos capaces de observar las emociones y la mente, somos capaces de decidir que hacemos con ellas. Tenemos la suerte de elegir la emoción que queremos vivir.
Como conclusiones destacar tres cosas:
– La vida es más sencilla de lo que creemos.
– Cada día debemos crear al menos un momento de felicidad.
– Dejemos de lado banalidades que no nos llevan a ningún lado y centremosnos en lo verdaderamente importante.
Algunas recomendaciones que te propongo:
-Transforma los pensamientos en algo concreto, escríbelo (plásmalo en papel). Al escribir los pensamientos nos obligamos a concretar las ideas que rondan en la mente. Debes empezar por lo general hasta llegar a lo concreto.
– La mente siempre encuentra buenos argumentos para poner excusas. Sé consciente de ello y no te dejes influir, si quieres hacer algo hazlo
– Vemos aquellos que queremos ver. Si quieres ver lo positivo lo puedes conseguir. Nunca verás la vida como es, siempre tendrás un filtro creado por tus vivencia, entonces… mejor ver la vida con un filtro positivo.
– El apego no te llevará a ningún sitio. Vive desde el amor a aquello que está en tu vida y no desde el miedo a perder lo que tienes.

Anuncios
Tagged with: , , , , , , ,
Publicado en Motivación personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sígueme en Twitter (@guercano)
Calendario
febrero 2015
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  
A %d blogueros les gusta esto: