Las 10 cosas que aprendí en el camino de Santiago

CaminoSantiagoSelfie

Camino de Santiago Itinerario Cultural Europeo

Disponía de la motivación y del tiempo necesario para recorrer el Camino de Santiago por la Vía de la Plata. Así que presto dispuse de lo necesario (mochila, saco, ropa, ilusión, fuerza, etc.) para comenzar mi aventura, mi camino.

Los peregrinos modernos tenemos muchas ventajas sobre los primeros que hacían el camino, sin embargo, en el fondo, a todos nos mueve lo mismo; un deseo de buscar en nuestro interior. Como dice Antonio Machado:

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

Durante las largas jornadas y caminatas; entre senderos, pistas y carreteras; se tiene mucho tiempo para pensar y reflexionar. En este viaje he puesto a prueba tanto mi físico como si psique. Y he aprendido valiosas lecciones aplicable a cualquier aspecto de la vida.

1.- Marcarse objetivos. Evidentemente el objetivo principal del viaje es llegar a Santiago, al menos se parte con esa idea. Este objetivo puede evolucionar o desplazarse a un segundo plano. Como todo en esta vida hay que fluir y no aferrarse. En mi caso partí con el objetivo de darle el abrazo al apóstol y evolucioné a disfrutar del camino, aprender de las lecciones que diariamente me iban ocurriendo.

2.- Dividir los objetivos en otros más pequeños. Llegar a Santiago andando no es tarea fácil, es necesaria una planificación y preparación del camino. Empezar a caminar en Sevilla hasta llegar a Santiago sin parar no es posible, es necesario dividir en etapas el camino. De igual modo cualquier objetivo que nos propongamos es más asequible si lo sabemos dividir sabiamente en partes más pequeñas.

3.- Estrategia. Antes de comenzar el camino ya tenía establecida una estrategia que seguir: levantarme a tal hora, llegar al destino lo antes posible para evitar mucha calor, desayunar, hacer paradas cada tanto tiempo, llevar bebidas y alimentos… toda una serie de acciones que me ayudarían a terminar con éxito cada etapa. Esto es extensible a cualquier cosa que hagamos, establecer planes de acción que nos ayudarán a terminar con éxito.

4.- Disciplina. Mantener una disciplina es fundamental. Partir con la estrategia bien definida pero no ejecutarla no sirve, hay que ser constante en la ejecución. La disciplina es una virtud que distingue a la gente exitosa y como tal deberíamos adoptar todos.

5.- Ser flexible. Una de las lecciones más importante es ser flexible y fluir con la situaciones. No siempre los hechos se desarrollan como se han planificado. Tenemos que adaptarnos y fluir, de esta forma no ofrecemos resistencia al cambio y será más fácil llegar a la meta. Mi camino partía con una división en etapas y kilómetros preestablecidos, sin embargo esto cambió nada más empezar. Alargar unos días, acortar otros…, adaptarme a las condiciones climáticas, pero todo esto ayudó a llegar a Santiago en menos días de los planificados.

6.- Disfrutar del camino. La felicidad no se encuentre sólo en la meta, hay que disfrutar del momento. En cada punto del camino hay algo de lo que disfrutar, admirar la belleza que nos rodea y que en muchas situaciones la dejamos pasar por el simple hecho de tener la mente ocupada en otro lugar y momento.

CaminoSantiagoArcoCaparra

Arco de Caparra

7.- Aprender de la experiencia de otros. En el camino me he encontrado muchos peregrinos, y de todos y cada uno de ellos he aprendido algo. Cada uno a su manera me ha enseñado un poco de su sabiduría. Entre motivos, consejos, anécdotas… he visto una muestra de los que mueve a este mundo. En muchas ocasiones me he asomado a una ventanita para mirar y ver el alma de las personas.

8.- La unión hace la fuerza, no estamos solos en este mundo. El camino lo puedes hacer solo o acompañado. Lo que no hay duda es que nunca estarás solo; a lo largo del camino te vas cruzando con peregrinos, unos en un momento puntual, otros algo más de tiempo. Sin embargo no te puedes aislar del resto. Y esto es bueno, pues he comprobado que con la unión de fuerzas los objetivos se consiguen más fácilmente.

CaminoSantiagoCompañia

Compañía en un día con niebla.

9.- Humildad. Vivir con todas las comodidades posible está bien, pero despojarnos de ellas por un pequeño periodo nos hace apreciar todo aquello que tenemos. Y no solo me refiero a objetos físicos, también a esas personas que nos quieren y están a nuestro lado cada día.

10.- No todo es bueno. Evidentemente he sufrido en algunos momentos. He deseado tirar la toalla y volver a casa, pero he superado las adversidad y seguido hasta llegar a ver al Apóstol. La vida también tiene momentos no tan bueno, pero al final nos quedamos con las cosas buenas que nos ocurren.

CaminoSantiagoPlazaObradoiro

Llegada a la plaza del Obradoiro

Estoy seguro que hay cosas que me dejo en el tintero, sin embargo esta decena de aprendizajes son un buen resumen de lo aprendido en el camino.

La experiencia ha sido muy fructífera y recomendable, de hecho es la cuarta vez que la realizo y cada uno de los caminos ha sido diferente. Desde aquí animo a tod@s que peregrinen a Santiago y vivan una experiencia muy gratificante.

Anuncios
Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sígueme en Twitter (@guercano)
Calendario
julio 2015
L M X J V S D
« May   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
A %d blogueros les gusta esto: