Desarrolla tu inteligencia financiera.

Hace tiempo que he decidido tomar las riendas de mi vida. Y uno de los aspectos que he visto que no he sido formado desde pequeño es en “inteligencia financiera“. No sé si es un concepto que está de moda o simplemente se ha cruzado en mi camino, pero he  visto que es fundamental saber administrar los recursos económicos de los que disponemos.

A continuación muestro algunos de los hábitos y herramientas que me están ayudando a mejorar mi situación económica día tras día. Pues sí, esto es una carrera de fondo, que hay que ir día a día. La implantación de un modelo de gestión económica dará mejores resultados cuanto más largo sea el periodo en el que se apliquen, es decir, es necesario planificar a largo plazo.

Nuestra base sobre el dinero y la economía.

Lo primero que me he dado cuenta es del concepto equivocado que tenemos sobre el dinero. Si no somos capaces de hablar de dinero abiertamente, tendremos un enorme problema para poder manejarlo. El dinero no puede ser un tema tabú. Poder hablar sin tapujos de cualquier tema nos abre las puertas a tener más posibilidades y prosperidad, pues un comentario puede conducir a una conversación muy fructífera.

El sistema educativo no te prepara en materia financiera. Unos de los aspectos más importante en la vida de cualquier persona y en la educación básica no se le presta atención que merece. Uno de los grandes problemas de nuestro sistema educativo arcaico es que no está orientado al futuro, entre otras muchas cosas. En la escuela no se tratan temas relacionados con el dinero, mas allá de pequeñas nociones académicas sobre economía general.

Este desconocimiento en temas financieros implica que tengamos que recurrir a otras personas para hacer ciertas gestiones tan básicas y elementales como realizar la declaración de la renta. Ponemos en manos de terceros nuestra economía y la de nuestra familia. Nos parece un mundo poder gestionar ingresos, gastos, inversiones, impuestos, etc.

Inteligencia

Mitos sobre el dinero

Y ¿por qué el dinero es un concepto tabú? simplemente por la visión que tenemos de él. Creemos que el dinero estropea a las personas, cuando realmente el dinero es una herramienta, un medio para llegar a un fin. El dinero no estropea a las personas, lo que realmente ocurre es que la persona ya venía estropeada “de fábrica”; sí una persona era tacaña, avara y/o desconfiada, con más dinero se hace más evidente estas características, es decir, el dinero es un amplificador de la personalidad de cada individuo. El dinero es una herramienta neutra, nosotros la hacemos buena o mala.

Otro concepto equivocado es que para ser rico hay que tener mucho. Cuando realmente el más rico es el que tiene abundancia de lo que necesita. El secreto está en el estilo de vida. Aunque suene a tópico: “el mas rico no es el que mas tiene, sino el que menos necesita”.

Hemos crecido desarrollando malos hábitos

Debido a la escasa formación que hemos recibido, muchas personas tienen hábitos financieros que debieran cambiar. Muchos desconocen la diferencia entre activos y pasivos. Créditos, hipotecas y otras formulas para contraer deuda son pasivos que consumen recursos económicos. El dinero prestado genera unos intereses que hay que abonar, además del dinero prestado en sí. Así que lo mejor es ahorrar o generar más dinero, no pedirlo prestado.

Por otro lado la gente gasta más de lo que debe. No te juegues más de lo que te puedas permitir perder. Es mejor hacer inversiones de riesgo medido, es decir, no arriesgues más dinero del que puedes perder sin que te quite el sueño. No pongas en riesgo más dinero de aquel que pueda hacer tambalear tu economía.

Es una cuestión muy importante saber valorar lo que tenemos. Por lo general, lo que no has ganado con esfuerzo no tiene un valor importante para ti. Hay que saber valorar lo que hemos ganado con nuestro esfuerzo y “sudor” de nuestra frente. Pero no caigas en el error de “tener, tener, tener“. Este es otro concepto erróneo, creemos que debemos poseer objetos materiales para ser importante dentro de nuestra sociedad. Parece que no eres nadie si no tienes cada día más y más cosas. No busques la aprobación de los demás. Ten solo aquello necesario e imprescindible. Cuanto más cosas acumules en tu vida más complicada será. Cuanto más tienes, mas cargada y pesada es tu mochila y, por lo tanto, más trabajo te costará avanzar.

Es momento de adoptar buenos hábitos financieros.

Retomando el último concepto de “tener, tener, tener”; aprende a vivir con menos. Esto te enseñará a no vivir por encima de tus posibilidades.  Rompe con el circulo vicioso de la sociedad en la que nos encontramos. Adquiere nuevos hábitos y compártelos con los demás.

Para ayudar a los demás primero tenemos que ser capaces de ayudarnos a nosotros mismo. Cuando seamos capaces de ser autosuficientes entonces podremos tender nuestra mano al prójimo. Y recuerda que ayudar a los demás no se trata de dar o prestar dinero. Prestar dinero no resuelve el problema, sólo alivia las consecuencias del problema que causa la falta de dinero. Creemos que estamos ayudando, cuando realmente lo que estamos tratando es la sintomatología y no en la causa del problema. Los problemas de dinero no se resuelven con dinero. La solución es ayudar a formarse financieramente a esa persona, al igual que lo estamos haciendo nosotros mismo.

Antes de poder ayudar a los demás debemos ayudarnos a nosotros mismo.

Lo primero que tenemos que hacer en cualquier campo es aprender y adquirir una serie de habilidades básicas relacionada con lo que queremos mejorar en nuestra vida. En este sentido, relativo a la libertad financiera, un libro que me ha ayudado es “Padre rico, Padre pobre” de Robert Kiyosaki. En él podremos encontrar una serie de conceptos básicos y claves prácticas para mejorar nuestra economía.

  • El primer concepto a tener en cuenta es: “carrera de la rata“. Esto implica que que los gastos tienden a incrementarse al mismo ritmo que el incremento de su sueldo. En la mayoria de los casos las personas buscan incrementar los sueldos para verse desahogados financieramente, pero esta holgura económica lo que hace es incrementar el gasto, volviendo al punto de partida.
  • Lo segundo que debemos visualizar es la “libertad financiera“. O lo que es lo mismo, vivir de ingresos pasivos. Los ingresos pasivos son aquellos que se generan sin que tengamos que dedicar esfuerzos.
  • Por otro lado tenemos la “aptitud financiera“. Es la actitud que tomas cuando tienes en tus mano el dinero ganado. Este concepto no se refiere a cómo generar dinero, sino a lo que haces con el dinero que tienes para generar aun más dinero.
  • En cuarto lugar está la “educación financiera“. Esta es la base del éxito y en el que tantos “cojeamos”. La educación financiera es más importante aun que el dinero, porque es lo que te dará el dinero. La falta de educación financiera es la raíz de los problemas de dinero. En general, las personas se endeudan no por falta de ingresos, sino porque al no tener una educación financiera, lo malgastan o lo invierten mal.
  • Otro concepto a aclarar es la “inteligencia financiera“. La inteligencia financiera es el trabajo que hace tu mente para resolver problemas económicos. Si incrementas tu educación financiera, incrementarás las posibilidades que tu mente tendrá al momento de buscar una solución a un problema financiero.
  • El siguiente concepto a tener en cuenta es la “riqueza“: según la definición de Buckminster Fuller, la riqueza es la capacidad de una persona para sobrevivir cierto número de días en el futuro.
  • Por último hacer la diferenciación entre pasivo y activo. Pasivo, básicamente, es algo que saca dinero de tu cuenta bancaria; debemos centrarnos en mantener bajos los pasivos. Por otro lado un activo es algo que pone dinero en tu cuenta.

Áreas importantes a desarrollar para aumentar nuestra inteligencia financiera

Se ha comprobado que delegar nuestra educación no es buena estrategia. Es el momento de empezar a adquirir una serie de conocimientos para mejorar nuestra economía. Existen multitud de fuentes y recursos a los que puedes recurrir. Recuerda que de ahora en adelante tienes que:

  1. Desarrollar conocimientos contables.
  2. Aprender sobre inversiones.
  3. Comprensión de los mercados.
  4. Obtener conocimientos sobre legislación.

cropped-farojapo1.png

Las habilidades que se requieren para una inteligencia financiera

  1. Encontrar una oportunidad que todos los demás hayan pasado por alto.
  2. Obtener dinero. Invertir no es comprar, es saber utilizar el dinero para generar más dinero.
  3. Contratar, consultar u organizar a personas inteligentes.

Activos vs. Pasivos.

En general las personas ricas adquieren activos, invierten su capital en activos que generen más capital. La clase más pobre sólo tienen pasivos (gastos) y no se preocupan por invertir en activos. Mientras que la clase media construye pasivos que piensa que son activos. Ya antes se han definido activos y pasivos, por ello es interesante aclarar cuales son unos y otros. Los verdaderos activos se distribuyen en las siguientes categorías:

  1. Negocios que no requieren de tu presencia.
  2. Acciones de empresas.
  3. Obligaciones de empresas.
  4. Fondos mutualistas.
  5. Bienes raíces que generan ingresos.
  6. Pagarés.
  7. Royalties por propiedad intelectual, tales como música, guiones, patentes.
  8. Y todo aquello que tenga valor, produzca ingresos o se revalorice, y tenga un mercado disponible.

Hábitos para alcanzar libertad financieras.

Y como los hombres somos animales de costumbres, es recomendable comenzar por cultivar unos hábitos que nos ayuden a obtener libertad financiera:

  • Devolver lo que no es tuyo y pedir lo que te pertenece. En primer lugar preocuparse de devolver lo que uno debe. Y después, pedir que te devuelvan aquello que te deben.
  • Soltar, dejar espacio, compartir y agradecer. Desprendente de lo obsoleto y de aquello que no necesitas. Al soltar, dejar espacio y desprenderte de objetos que acumulas puedes obtener un rédito económico en el camino. Compartir o donar es otra forma de deshacerse de cosas no necesarias. Dejando hueco en tu vida generas espacio para que nuevas cosas pasen por tus manos. Recuerda que nada nos pertenece, sólo somos usufructuarios temporales de elementos materiales. Y sobretodo agradece todo aquello que tienes.
  • Vigilar atentamente y optimizar tus sentidos. Se trata de estar atento a nuestro entorno y ver detenidamente lo que sucede en él; debemos intentar aprovechar las oportunidades que pasan ante nuestros ojos. Descubrir nuevas oportunidades te hace sentir bien, genera un mejor estado de ánimo, más energía y, por consiguiente, mejorar tu situación económica.
  • Hazlo todo legal y en blanco. No sólo por honradez, sino también porque antes o después lo que hacemos vuelve de vuelta, la verdad termina saliendo a la luz y acabamos siendo castigados o recompensados por ello.
  • Pon claridad en lo que gastas e ingresas, realiza un balance de cuentas. Quizá el único hábito de naturaleza estrictamente económica, es pura disciplina financiera: gastar igual o menos de lo que se ingresa.
  • Establece orden y clasificación. Separar lo profesional de lo personal. Realiza presupuestos con las partidas que creas que vas a tener a lo largo del año. Separar una partida específica para ahorro, inversiones, donaciones, lujo, etc…
  • Aléjate del precipicio, protégete. Adoptar estrategias de diversificación de ingresos, riesgos moderados, gestionar con prudencia las tarjetas de crédito, etc…

Herramientas prácticas para gestionar tu economía.

Me gustaría darte algunas herramientas prácticas que te ayudarán a gestionar tu economía.

Personalmente llevo años rellenando un cuaderno “Kakebo“. Aunque en España el Kakebo sea una herramienta relativamente nueva, en Japón es un elemento cotidiano en las familias niponas. El Kakebo o libro de cuentas para el ahorro doméstico, se presentó como una novedad en el campo de los manuales de control financiero, generalmente aburridos, tediosos y relacionados con la burocracia y la obligación.

kakeboEl Kakebo es una herramienta de control financiero adaptada al ámbito doméstico de fácil uso, lo que hace que sea de gran beneficio.

Existen muchos modelos diferentes dirigidos a casi cualquier persona independientemente de su estrato social. Yo he personalizado el mio a mis necesidades particulares, sin embargo el concepto es el mismo: ayudar a llevar el control de las cuentas. La clave para sacarle el máximo partido al método es tener constancia y llevar al día las cuentas, lo cual puede no ser fácil para todo el mundo.

Por otro lado realizo presupuestos anuales. Para hacer los cálculos me baso en los datos de ingresos y gastos del ejercicio anterior. El presupuesto está dividido en seis partidas:

  1. 50% del dinero lo dedico para los gastos cotidianos y vivir, es decir, gastos de hogar, alimentación, etc…
  2. 10% Formación. La idea es dedicar recurso a adquirir nuevas habilidades.
  3. 10% Ahorro. Este concepto está dedicado para aliviar las deudas y crear un colchón que nos mantenga durante unos meses si algo sucede, también de cara a nuestras pensiones.
  4. 10% Inversión. Podremos invertir esta cantidad en otros negocios, bolsa, etc…
  5. 10% Lujo. Esto seria nuestra válvula de escape, ya que al reducir a la mitad los gastos el nivel de vida, hará resentir nuestro estilo de vida.
  6. 10% Impuesto social. Este apartado cubriría todos los gastos relacionados con ayudar a los demás.

Este sistema es flexible, pudiendo cambiar los porcentajes. Lo mas aconsejable es mantener, al menos, formación y ahorro. Pero sobretodo mantener una disciplina en mantenernos dentro de los presupuestos marcados.

Recuerda que nunca he dicho era fácil, sólo que era un proceso a largo plazo. Con práctica y constancia verás resultados y sin dudas te alegrarás de haber puesto en marcha un sistema de gestión de la economía doméstica.

Fuentes:

Anuncios
Tagged with: , , , , , , ,
Publicado en Desarrollo personal, Kaizen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sígueme en Twitter (@guercano)
Calendario
agosto 2015
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
A %d blogueros les gusta esto: