Kaizen: El método japonés para combatir la procrastinación

Todos hemos hecho propósitos de año nuevo y que, seguramente, a mediados de Enero ya hemos abandonado.

Pero este comportamiento no es sólo de año nuevo. Cuantas veces habremos dicho: “El lunes empezaré una nueva vida”, “La semana próxima empezaré a ir al gimnasio, a hacer yoga…”, “El lunes me pongo a dieta”.

Y es que cada uno de nosotros nos trazamos periódicamente algunas metas y objetivos que no llegamos a cumplir, posponiéndolos para la semana siguiente, el mes siguiente o, incluso, para el año que viene.

Sin embargo, en otras ocasiones si que empezamos a hacer lo que nos habíamos planeado. Comenzamos muy motivados, disminuyendo dicha motivación conforme pasan las semanas.

¿Por qué ocurre esto? Existen muchos motivos: porque la carga es demasiado grande, porque perdemos la motivación, porque nos sentimos agotados, porque no tenemos creado un hábito o porque aún no estamos acostumbrados.

Método Kaizen: regla del minuto

La palabra Kaizen (改善) en japonés se compone originalmente de otras dos palabras “kai” = cambio y “zen” = sabiduría. El Kaizen podría entenderse como “cambio a mejor” o “mejora” en japonés, aunque habitualmente traducido como “mejora continua”.

El método Kaizen es un método de gestión de la calidad muy conocido en el mundo de la industria y que todos podemos implementar en nuestras vidas. El autor del concepto de gestión de calidad Kaizen es Masaaki Imai.

Imai opina que el Kaizen es una verdadera filosofía de vida que puede ser utilizada exitosamente tanto en el área de los negocios como en la vida privada.

La esencia de la regla del minuto consiste en que las personas ejecuten una determinada tarea cada día, a la misma hora y durante un minuto. Y es que un minuto es muy poco tiempo y eso quiere decir que cualquiera puede hacerlo.

Con esto se pretende que las tareas que no se desean hacer durante media hora y para las cuales, normalmente, se encuentra multitud de excusas, se pueden realizar fácilmente durante 60 segundos.

Superar la procrastinación

De esta forma conseguimos no procrastinar y que la pereza no se interponga en nuestro camino. Y es que precisamente dando pequeños pasos se puede alcanzar resultados que seguramente ni te imaginabas.

Como efecto secundario se consigue silenciar esa “vocecita interior” que intenta sabotearnos repitiendo que no somos capaces de hacerlo.

Una vez motivados y seguros de nosotros mismos, podremos aumentar el tiempo de la tarea a 5 minutos, incrementando progresivamente poco a poco. De esta manera y, casi sin darnos cuenta, conseguiremos dedicar el tiempo necesario a lo que siempre habíamos querido realizar.

Abrazar la filosofía Kaizen nos puede ayudar a alcanzar los objetivos que nos planteemos. Es útil para todos y puede ser adaptada a cualquier estilo de la vida. Los japoneses, por ejemplo, usan la estrategia de crecimiento gradual y constante para mejorar la gestión de procesos.

Es hora de ponerse manos a la obra

¿Y tú? ¿Qué te gustaría conseguir? Es momento de plantear una estrategia Kaizen y comenzar nuestro camino de mejora continua.

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso. Lao-tsé

Tagged with: , ,
Publicado en Kaizen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Sígueme en Twitter (@guercano)
Calendario
noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: